Reseña | Placer y obsesión | Sophie West |Erótica BDSM

Hola, pequeñinas. He decidido hacer esta entrada especial para poder unir en una sola, las tres reseñas que corresponden a las otras tantas partes de esta novela. Para mí será más cómodo para publicar en Twitter, y vosotras las tendréis todas juntas en una sola entrada.

         4’97 € INCLUIDO EN KINDLE UNLIMITED

Abigail Rossi es lo que se llama «una mujer de éxito». Como dueña y CEO de una cadena de tiendas de lencería, ha de tomar muchas decisiones a lo largo del día y está sometida a mucho estrés. Con cuarenta años, podría decirse que tiene todo lo que cualquiera puede desear o soñar, excepto una cosa: no es capaz de encontrar a un Amo capaz de imponerle su voluntad. Hasta que conoce a Keith McKarthy, el hombre más exasperante sobre la faz de la tierra, y también el único con la suficiente fortaleza de carácter para no permitirle salirse con la suya.

Keith McKarthy es un hombre duro, hecho a sí mismo, acostumbrado al poder y a que las mujeres caigan rendidas a sus pies… por interés. Sabe que es guapo, que su cuerpo es de los que provocan infartos, y que las atrae sexualmente por su apostura y por la billetera que guarda en el bolsillo de la chaqueta, pero que a ninguna de sus amantes le ha interesado jamás saber qué se esconde detrás de la fachada que construyó con tanto esmero para mantener apartado a todo el mundo. Y a él ya le parece bien, porque no quiere que alguna de ellas se apodere de su corazón. El amor es traicionero, y pone a prueba la cordura de los hombres. Pero cuando ve a Abigail Rossi por primera vez, no puede evitar pensar que es la mujer perfecta para él: fuerte, poderosa, segura de sí misma… está a su altura en todos los aspectos.

¿Será capaz Abby de dejarse llevar por la pasión que siente por Keith? ¿Conseguirá él someter a la indomable ejecutiva?

«Atrévete a cruzar el umbral que lleva a Pleasures Manor, el lugar donde todos tus oscuros placeres serán satisfechos, y déjate llevar de la mano por el Amo de las Puertas hasta tus sueños más perversos…».

Sobre la autora.

Switch. Swinger. Voyeur. Sophie es una mujer perversa que vive su vida como quiere, disfrutando al máximo. Ha viajado por todo el mundo gracias a, o por culpa de, su trabajo como secretaria personal de un alto ejecutivo de una multinacional. Le gustan el cuero, y las gafas de sol vintage, de las que tiene una muy buena colección, y que usa aunque esté nublado. No le gustan las multitudes, y prefiere las reuniones íntimas con sus amistades a las grandes fiestas; sentarse en un Starbucks y tomarse unfrapuccino de chocolate mientras cotillea con sus amigas, para ella es una idea bastante cercana al Paraíso.En sus novelas viviremos sus más perversas fantasías, algunas de las cuales ha tenido la suerte de poner en práctica.

Opinión.

1.- Diseño editorial.

La portada me encanta. Todo en blanco y negro excepto las tres cosas que están en rojo (corbata, letra y logo), hacen que estos resalten sobre el resto. Es llamativa.

Ahora, pondré las reseñas de las tres partes, por separado, ya que tienen cosas que las diferencian, y mucho, unas de otras: la voz del narrador, por ejemplo.

Empezamos por la primera parte, ENCAJE Y SEDA.

2.- Argumento.

Es erótica cien por cien, por lo que no hay ningún tipo de subtrama más allá de la relación carnal entre ambos protagonistas. El narrador es la protagonista, por lo que la historia está sesgada pues sólo conoceremos su versión de los hechos, algo que no le quita ni un ápice de interés. A lo largo de las pocas páginas, Abigail Rossi nos cuenta su experiencia al ser introducida en el mundo del BDSM. Si solo nos fijamos en este, pensaremos que es una historia más, como tantas otras, pero hay varias cosas que hacen que esta historia sea especial y diferente.

3.- Personajes.

Y precisamente, una de esas cosas son sus protagonistas.

Abigail, (o Abby, tal y como la llama Elliott), no es una muchacha joven, atontada, tímida e inocente, que no para de morderse el labio y no tiene ni idea de la vida. Es todo lo contrario. Abby es una mujer de armas tomar, y dirige una importante cadena de tiendas de lencería. Está acostumbrada a mandar y ser obedecida; es dura, eficiente, justa pero implacable. Y tiene cuarenta años.

Elliott es su secretario, o ayudante personal, y varios años más joven que Abby. A lo largo de los meses que trabajan juntos han desarrollado una relación jefa-empleado bastante buena, que roza la amistad. Pero entre ellos hay algo más, una tensión sexual que ha ido creciendo día a día hasta que Elliott decide dar el primer paso.

En el trabajo siguen siendo la jefa y el ayudante, pero en la intimidad… Elliott es un Amo experimentado que ayuda a Abby a descubrir lo que necesita: que le quiten el control, que la sometan, que la obliguen a cosas que en un principio no querría…

No voy a contar nada más, porque en apenas cincuenta páginas la historia nos da algunas sorpresas y no quiero fastidiarlas, pero sí diré que Elliott me ha parecido un amor de hombre, muy tierno y comprensivo.

4.- Ortografía, gramática, vocabulario, estilo, etc.

Ya lo he dicho antes, pero me encanta cómo Sophie West trabaja las escenas eróticas. Es explícita, muy dura, pero al mismo tiempo con la sensibilidad necesaria y la ternura y la elegancia suficiente para que me atrape.

5.- Diversión.

Desde luego, si te gustan las historias con alto contenido sexual BDSM, no puedes dejar pasar este relato. En mi humilde opinión, es muy bueno y se disfruta de principio a fin. Las dudas de Abby, reflejadas a lo largo de las páginas, son perfectamente comprensibles. Creo que uno de los puntos fuertes precisamente es que son personajes creíbles: incluso Elliott, al que solo conocemos por lo que Abby nos cuenta.

Vamos con EL OSCURO PLACER DE ABBY, la segunda parte.

2.- Argumento

En esta, la autora nos habla con la voz de la protagonista, Abigail Rossi (ya hablaré de ella más adelante), y nos cuenta sus «aventuras» en el interior de esta mansión misteriosa en la que todos encuentran cómo satisfacer sus oscuros placeres. Para Abby, su oscuro placer se presenta en forma de Keith McKarthy, un hombre de negocios igual de rico que ella, e igual de implacable. La atracción que siente por él desde hace tiempo se hace insoportable cuando, por culpa de su fantasía, queda completamente a merced de este hombre.

Hay un componente bastante grande de fantasía en esta novela (no, no hay vampiros ni nada por el estilo), y se manifiesta en forma de un personaje secundario misterioso y enigmático llamado el Amo de las Puertas, que es quién introduce a Abby en su fantasía al cruzar el umbral de una puerta. Porque más allá, Abby se convierte en un esclava en pleno Imperio Romano, que acaba siendo propiedad del hombre que más desea y teme: Keith.

La autora no explica cómo puede ocurrir esto; incluso hay un momento en que los protagonistas especulan sobre cómo los propietarios de la mansión pueden hacerlo, pero es emocionante dejarse llevar por la imaginación y no analizar este tema. Tal y como Keith dice cuando Abby pregunta: «No lo sé y, sinceramente, no me preocupa». Solo se sabe que siguen dentro de la mansión, y que todo aquello no es más que una fantasía, aunque nadie sepa cómo ocurre.

3.- Personajes.

Abby es una mujer de cuarenta años, dueña de una cadena de lencería que está en fase de expansión y de mucho éxito. Está acostumbrada a mandar y a ser obedecida; carga sobre sus hombros la responsabilidad de llevar adelante una empresa que a construido desde casi cero, y es dura, eficiente e implacable, pero justa. No tiene nada que ver con la típica protagonista de este tipo de novelas, la mayoría de las cuales suelen ser muchachas inocentes sin mucha experiencia. Abby nunca ha estado casada, pero ha tenido amantes a lo largo de su vida. El último fue Elliott, su ayudante personal, gracias al cual se internó en el mundo del BDSM y descubrió que eso era lo que necesitaba (esto se cuenta en la primera entrega, Encaje y seda).

Del personaje de Keith McKarthy tenemos solo información sesgada, ya que esta novela nos muestra la historia vista exclusivamente desde el punto de vista de Abby, y lo que descubrimos es a través de sus intuiciones; pero es un hombre bastante oscuro, con necesidades sexuales complejas, y que descubrimos más intensamente en la siguiente novela, La oscura obsesión de Keith McKarthy, ya que en esa es él quién nos habla en primera persona (lo sé porque he empezado a leerla y estoy deseando que salga la tercera y última entrega).

Por lo que podemos ver a través de los ojos de Abby, es un hombre duro, sin tendencia a los sentimentalismos. Utiliza un lenguaje bastante vulgar y soez, pero que hace que Abby se encienda hasta temperaturas insospechadas. Al contrario de lo que le ocurrió con Elliott, con este hombre no consigue imponer su voluntad, ni manejarlo, ni seducirlo para que acabe haciendo lo que ella quiere. Keith es quién manda y cada vez que ella intenta rebelarse o inicia una «pataleta», él se impone sin ninguna dificultad. Gracias a él descubre qué se siente cuando se está completamente en manos de otra persona, y no tiene más remedio que confiar en él porque la única opción que tiene es decir sus palabras de seguridad… algo que su orgullo le impide.

Pero lo más terrible para Abby, es descubrir que Keith también puede mostrarse tierno… y eso la aterroriza.

4.- Ortografía, gramática, vocabulario, estilo, etc.

Todavía no sé muy bien cómo definir el estilo de Sophie West, pues es capaz de escribir unas escenas eróticas explícitas y duras sin perder un ápice de elegancia y sensibilidad, a pesar del lenguaje soez de sus protagonistas masculinos, y de las escenas y situaciones tan eróticamente transgresoras que hace vivir a sus protagonistas femeninas. Su manera de narrar te atrapa con facilidad y te «obliga» a ponerte en la piel de la protagonista, sentir lo que ella siente… con sus consecuencias je je je je je

Y ahora, vamos con la tercera y última parte, LA OSCURA OBSESIÓN DE KEITH McKARTHY.

2.- Argumento.

Seguimos la historia de Abby y Keith, y arranca justo unos días después de la huída de Abigail de Pleasures Manor; pero esta vez, la voz que nos narra lo que ocurre es la de Keith. Y es gracias a eso que podemos llegar a conocer un poco mejor al personaje masculino que en la anterior entrega solo habíamos vislumbrado a través de los ojos de Abby.

3.- Personajes.

A Abby ya la conocemos bien. Una mujer segura de sí misma, una alta ejecutiva, dueña de una empresa internacional, acostumbrada a mandar y ser obedecida. Testaruda y desconfiada. Podéis leer más sobre ella en las anteriores reseñas que he hecho de esta trilogía.

Porque prefiero centrarme un poco más en Keith, ya que es en esta novela que logramos conocerlo mucho mejor.

Kaith McKarthy es un hombre hecho a sí mismo, igual que Abby. Con un pasado bastante traumático, hijo de una familia de las que ahora llamamos disfuncionales, ha crecido teniendo grabado a fuego que el amor es algo muy malo. Pero a pesar de todo, y aunque se engaña constantemente sobre lo que siente por Abby, no puede dejar de estar obsesionado con ella. Esa obsesión, lo lleva a cometer algunos actos que serían consideradas un delito, como un chantaje, con todas las letras, con tal de conseguir que Abby esté en su poder.

Parece un hombre duro y sin sentimientos, ahogado por una obsesión que no es capaz de controlar; pero también descubrimos su parte tierna, aquella que permanece oculta, y que va aflorando poco a poco a lo largo de la historia, y que hace que acabes rendida a sus pies.

4.- Ortografía, gramática, vocabulario, estilo, etc.

Ya he hablado largo y tendido de la facilidad con la que Sophie West consigue mezclar una buena prosa con su pícara manera de contar las cosas, y es en esta novela donde más se puede apreciar. Me ha sorprendido gratamente, pues la voz del personaje es totalmente masculina; la forma en que Keith nos cuenta su parte, es muy diferente a las dos anteriores entregas, contadas por Abby. La autora ha sabido jugar con esto, y ha hecho que sea esta tercera entrega la que más me ha gustado.

5.- Diversión.

La he disfrutado enormemente, creo que eso ya lo he dejado claro. Si os gusta la romántica erótica diferente, con un alto grado de situaciones BDSM que te pondrán los pelos de punta, no deberíais dejar pasar esta trilogía.

CONCLUSIÓN  Y PUNTUACIÓN

Altamente adictiva si te gusta la erótica, con una buena historia de fondo, escenas narradas con elegancia y un punto canallesco. Obviamente, su puntuación es de 5 penes.

5 P

Si quieres comprarlo

Anuncios

Acerca de Yo Leo Erotika

Lectora empedernida de erótica y romántica; cinéfila y melómana; rockera y caótica; me encanta la ópera y el teatro, mucho más el clásico que el actual.
Esta entrada fue publicada en B | RESEÑAS POR TÍTULO, Kindle Unlimited, Placer y obsesión | Sophie West, Sophie West y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta con libertad, pero sin faltar al respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s