Reseña | Un marqués de fábula | Nuria Llop | Romántica histórica

Después de leer La diosa de mi tormento, me quedé con ganas de saber más del marqués de Monteseco, y hete aquí que tiene relato, así que me fui rauda a por él…

1 € NO INCLUIDO EN KINDLE UNLIMITED

Felipe Aldana, el marqués de Monteseco, necesita una esposa que pueda ser la madre ideal para su hija de catorce meses de edad. Cada noche, antes de acostarla, le narra, como si de un cuento se tratara, su infructuosa búsqueda mientras la niñera de la pequeña escucha a escondidas. 
El marqués de Monteseco es un personaje secundario de “La diosa de mi tormento” que, en este relato, tendrá la oportunidad de encontrar el amor de su vida.

Sobre la autora.

Nacida en Barcelona, la escritora catalana Nuria Llop es amante de la historia y el romanticismo, dos pasiones que conjuga en sus novelas.

Estudió Historia del Arte en la Universidad de Barcelona y trabaja como actriz de doblaje, además de adaptar guiones de películas y series para cine y televisión.

Su primera novela se publicó en el año 2013, La joya de mi deseo, una novela romántica en la que una joven viuda debe buscar un nuevo marido para mantener su joyería, un gremio masculino donde las mujeres no tienen cabida. Bajo el mismo género, en 2015 publicó La diosa de mi tormento, Un marqués de fábula y Una sola palabra (estos dos últimos solo en ebook), y en 2016 llegaría la novela Una farsa imprudente.

Opinión:

1.- Diseño editorial.

No me gusta la portada. Es un poco simplona y nada llamativa. 

2.- Argumento.

Todo empieza al regreso del marqués a su casa, después del chasco que se llevó con Catalina de Velasco en La diosa de mi tormento. Vuelve desconcertado por su fracaso, y, a través del cuento que, noche a noche, le cuenta a su hija, reflexiona sobre sí mismo y qué es lo que hizo mal, mientras la niñera, Ángela Riego, escucha a escondidas.

Empezamos con la base que Ángela ya está enamorada de Felipe, y que es este el que, a lo largo del relato, se va dando cuenta de los sentimientos que ella le provoca.

3.- Personajes.

Felipe sabe que debe casarse, porque su hija Mariana necesita una madre, así que decide emprender una búsqueda entre las damas de alrededor para ver cuál es la más indicada. Está arruinado, pero sabe que su título tiene mucho peso, y que ninguna le dará calabazas cuando pida su mano. También sabe que debe cambiar su comportamiento. En La diosa de mi tormento conocimos a un hombre frívolo, superficial, altanero, zalamero, seductor, caprichoso, mentiroso, irresponsable… No es un personaje que precisamente enamore de buenas a primeras.

En este relato se obra el cambio en él, ya que a través del cuento se ve a sí mismo como realmente es, toma conciencia de sus defectos, y decide enmendarse. 

Ángela Riego es la niñera de Mariana, y está enamorada de Felipe desde que lo conoció. Sufre, porque sabe que su amor es imposible, en parte porque él jamás se fijaría en ella para tomarla como esposa, y porque el marqués necesita una mujer que además de ser buena madre para su hija, traiga al matrimonio una buena dote que le sirva para remontar sus finanzas. Es una muchacha tímida y apocada, que se sorprende a sí misma con pensamientos lascivos que hacen que se ruborice.

4.- Ortografía, gramática, vocabulario, estilo, etc.

Nuria Llop tiene un estilo elegante, y su manera de narrar te atrapa sin remedio. He echado en falta algo que sí encontré en La diosa de mi tormento, y es la ambientación que rodea a la historia, que aquí es casi nula. No sé, igual que estaba pasando en una hacienda segoviana durante el siglo de oro español, podría haberse encuadrado perfectamente en la campiña inglesa.

5.- Diversión.

Se me ha hecho muy corto, y todo transcurre con demasiada rapidez. La historia es bonita, pero el amor por parte de Felipe me parece muy precipitado. Pasa de ver a Ángela solo como la niñera de su hija, a desearla y, de repente, darse cuenta de que lo que siente es amor. Quizá todo sea porque me hubiera gustado una novela en lugar de un relato que se lee en una tarde.

CONCLUSIÓN Y PUNTUACIÓN

Esta vez no van a ser cinco corazones. Sé que en un relato es muy difícil lograr lo mismo que en una novela, que hay muchas cosas que hay que obviar para que no se alargue, y que hay que ir más al grano, sin dar rodeos ni extenderse demasiado (supongo que por eso no me gusta mucho leerlos), pero es que me ha parecido demasiado resumido, compacto y precipitado. Me hubiera gustado más interacciones entre ellos, momentos de esos que ruborizan a la protagonista y que a nosotras nos hacen suspirar.

Así y todo, le doy un aprobado, tres corazones para el marqués de Monteseco y Ángela, la niñera.

3 C

comprar

 

 

Anuncios

Acerca de Yo Leo Erotika

Lectora empedernida de erótica y romántica; cinéfila y melómana; rockera y caótica; me encanta la ópera y el teatro, mucho más el clásico que el actual.
Esta entrada fue publicada en Nuria Llop, Un marqués de fábula | Nuria Llop y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Comenta con libertad, pero sin faltar al respeto. Gracias.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s